En 1953 Raúl Ruy publicó en Bueno Aires, Argentina, una traducción muy interesante del Mahāparinibbānasutta. Esta traducción es fruto de años de estudio. Ruy estuvo en contacto con I.B. Horner, la entonces presidenta de la Pali Text Society, y algunas de las novedades en la traducción de Ruy con respecto a Rhys Davids son fruto de su correspondencia con Horner. En general se puede decir que la traducción de Ruy está superada, ya que sigue de manera bastante fiel a Rhys Davids. Sin embargo no deja de ser una rareza en el mercado editorial hispano. El libro creo que está descatalogado. Hubo una segunda “edición” en 1975 también por Librería Hachette Argentina, que no es más que una reimpresión, con el agravante de que la lista de erratas que aparece pegada en papel en la primera edición, no se incorporó en la segunda. Simplemente la seguna “edición” tiene una tapa diferente, el papel es de mejor calidad, pero el contenido es exactamente idéntico. Quien sepa un poco de sánscrito o pali detectará inmediatamente un error bastante flagrante en el propio título del libro, pues la palabra Mahā- no se refiere a -parinibbāna- sino a -sutta. No es, como ya han indicado muchos, “El libro de la gran extinción” sino “El gran libro de la extinción”. De hecho la segunda parte del Dīgha Nikāya se llama Mahāvagga y encontramos textos cuyo título empieza siempre por Mahā-. Este error ya estaba en la primera traducción inglesa de Rhys Davids (Book of the Great Decease) y demuestra hasta qué punto Ruy depende de las fuentes secundarias. Sin embargo este libro es fruto de una labor intelectual honesta y de auténtica pasión por el conocimiento. Ruy mismo nos confiesa que han sido sus amigos y allegados quienes lo han convencido para que publicara su versión del sutta. Hoy, sesenta años más tarde, esta traducción se nos aparece como un oasis en un desierto. Las notas, que en contenido pueden estar ya superadas por investigaciones posteriores, contienen abundantes materiales extraídos de las fuentes en pali, sean canónicas o escolásticas. Estas notas ofrecen un panorama de la doctrina Theravada. Así pues, aunque el trabajo de Ruy dependa de trabajos ajenos, el traductor nos da una gran cantidad de referencias para que podamos expandir nuestros conocimientos. Me imagino que en 1953 la aparición de este libro debió de ser algo bastante importante, aunque creo que en realidad no tuvo la repercusión que merecería. Personalmente tengo una gran estima por este libro y por la labor que hay detrás. Me compré las dos ediciones en librerías de viejo (ambas se encuentran todavía en el mercado online). No sé nada de la vida de Raúl Ruy. Sólo me ha parecido ver por internet que fue una persona interesada en la filosofía oriental. Sería bonito llegar a encontrar, si sus familiares o amigos la conservan, su correspondenia con I.B. Horner.

Lista de erratas edición 1953
Portada de la segunda edición de 1975
Leave a Reply